top of page

Humanos de corazón abierto

Déjame compartir contigo una de mis canciones favoritas, se llama “Ábrete corazón”:



Ábrete corazón


Ábrete sentimiento


Ábrete entendimiento


Deja a un lado la razón


Y deja brillar el sol


Escondido en tu interior




Ábrete memoria antigua


Escondida en la tierra


En las plantas


Bajo el fuego


Bajo el agua


Es tiempo ya,

ya es ahora,

ábrete corazón

Y recuerda

Cómo el espíritu cura,

como el amor sana,

como el árbol florece y la vida perdura

que para llegar a Dios,

hay que aprender a ser humano.



Por favor no te desanimes si la palabra Dios no forma parte de tu vocabulario en tu camino espiritual. Puedes traducir esta palabra como "iluminación, la mejor versión de ti mismo, el misterio de la vida, lo trascendente, lo Divino, la Diosa" o cualquier palabra que uses para hablar de aquello que es más grande que tú.


Lo que me encanta de esta letra y particularmente de la última frase es que, hace una invitación contraria a lo que a menudo se prescribe como una forma de acercarse a lo Divino: oración, meditación, contemplación, soledad, etc. Quiero decir, no estoy devaluando la sabiduría de los místicos y maestros espirituales, pero como señaló Jack Kornfield en su libro “Después del éxtasis, la lavandería”, incluso el más santo de los monjes tendría dificultades si tuviera que enfrentar los desafíos diarios de la persona promedio.

A menudo me pregunto qué significa ser humano. Al encontrar tantas expresiones diferentes de humanidad en mi jornada laboral, me siento asombrada, maravillado, asombrado e incluso desconcertado cuando conozco personas cuyas vidas, realidades y experiencias humanas son tan diferentes a las mías. Sólo hay una manera en la que sé existir y ser ser humano, las demás personas me enseñan otras posibilidades de nosotros mismos como expresiones de lo divino.


¿Qué significa ser humano? No tengo una respuesta definitiva para ti. Pero sí sé que hacerme esta pregunta con frecuencia y, especialmente cuando me encuentro con otras personas, me permite ampliar las posibilidades de la respuesta. No lo sé, pero sí sé que cada persona que he conocido me ha enseñado algo sobre el ser humano. Explorar lo que significa ser humano y cómo esas expresiones se encuentran en los demás se ha convertido en una de mis prácticas espirituales. Me permite suspender el juicio, invitar al asombro y la curiosidad, extender la compasión, maravillarme de cómo aprenden, crecen y comprenden la vida los demás, pero también me permite encontrar formas de conexión y de áreas en las que coincidimos.


Esta exploración de lo que significa ser humano tiene el potencial de llevarnos a un viaje de recuerdo. Es decir, de re-cordar, de reconectar partes dentro de nosotros mismos pero también de reconectarnos con el mundo y con los demás. Más importante aún, puede ayudarnos a comprender que cada parte de nosotros mismos, cada sensación y cada emoción está contenida en la experiencia humana. Es decir, nada de lo que experimentas está fuera de la experiencia humana.


No podemos ser seres iluminados ni místicos si no encontramos primero el camino que nos acerque a los seres que comparten este tiempo y espacio con nosotros. Es una apertura del corazón que nos ayuda a recordar el poder del amor, el poder de la conexión y el poder curativo de la tierra. Para llegar a Dios, hay que aprender a ser humano; el Misterio de la Vida se revela en nuestros encuentros con los demás, si estamos dispuestos a dejar que nuestros corazones y mentes se abran a los otros seres que comparten esta experiencia de vida con nosotros.


Aquí les dejo la canción para que la escuchen. Hay muchas versiones, esta es una de mis favoritas.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page